martes, 3 de enero de 2012

tu cuello

Albergue transitorio fue tu cuello de sol preñado de lunas
donde deje mis estrellas colgadas de frágiles tiempos.


Sin lograr conciliar sueños ante tus palabras
quedan muelles ajados entre naufragios y barcos dormidos

Los cazas hendían el aire donde nadaban nuestros

ojos buscándose ciegos y sin tacto.

1 comentario:

anabel1 dijo...

un blog exquisito con exquisitos textos, te sigo y te invito al mio, sin compromiso jejeje... un saludo